¿Quién le teme al uribismo?

Estándar

La postulación del Centro Democrático (CD) en representación del uribismo en las elecciones nacionales de 2014 constituirá una de las principales novedades de estos escrutinios. Como se trata de un actor nuevo, es muy difícil evaluar el potencial electoral del CD, más aun con la escogencia de la lista bloqueada en las elecciones al Congreso, una fórmula que tiene pocos antecedentes (y en general, pésimos antecedentes desde el punto de vista de la eficacia electoral[1]).

Frente a esta incógnita, se han realizado algunas encuestas para saber no sólo cuántos votos podría sacar el movimiento, sino también de dónde provendrían esos votos. En efecto, la nueva organización podría recuperar muchos votos que en 2010 fueron hacia los partidos de la Unidad Nacional, que apoyan hoy día al presidente Santos, y de este modo podría aparecer como una amenaza para la coalición de Gobierno.

Estas encuestas constituyen una primera aproximación interesante. Sin embargo, probablemente no sean suficientes en la medida en que el uribismo es fuerte sobre todo en las zonas rurales, a donde las encuestas no llegan. Por ello, vale la pena observar lo que la geografía electoral nos puede enseñar al respecto sobre la base de los resultados electorales pasados.

Para tener una idea aproximada de la estructura geográfica del uribismo electoral en el país, podemos fundamentarnos en la última postulación de Álvaro Uribe en una elección, la presidencial de 2006 (ver mapa). Por supuesto, todo indica que Uribe ya no goza de un respaldo tan abrumador como en esta época, pero lo que nos interesa acá no es el nivel de votos sino su distribución por municipio sobre el territorio nacional. En ese sentido, este mapa se puede entender como una aproximación, basada en la experiencia, de dónde el CD es susceptible de conquistar votos más fácilmente, aunque no nos indica nada sobre el nivel general de voto que podemos esperar para la organización. Es un mapa de la posible distribución de votos, no de su cantidad.

En la medida en que la lista del CD es bloqueada, y por lo tanto, empujada esencialmente por la figura de su cabeza, no es demasiado atrevido sugerir que la votación del CD puede tener una distribución similar a la lograda por su cabeza de lista cuando fue candidato presidencial en 2006.

 

           

Ahora, para saber cuáles fuerzas resultan amenazadas por el CD, se puede contrastar este mapa con los resultados de las elecciones al Congreso de 2010. Si un partido obtuvo sus votos en zonas donde el uribismo es tradicionalmente fuerte, resulta más amenazado que otro que tuvo votos en zonas donde el uribismo es débil.

Así se puede calcular el grado de exposición de los partidos, e incluso de los congresistas individuales, a la irrupción del uribismo en el escenario electoral. Construiremos entonces un índice de exposición territorial al uribismo de la manera siguiente: Ponderamos los votos que tuvo un candidato o partido en cada municipio por el porcentaje logrado en el mismo municipio por Uribe en 2006. Sumamos enseguida estos votos “expuestos” para tener un resultado nacional y lo expresamos en porcentaje del total de votos obtenido por el partido o congresista considerado.

A continuación, mostraremos los resultados de este cálculo para el Senado.

Partido índice de exposición territorial al   uribismo
Partido   Conservador 62,17
Partido   Verde 61,76
MIRA 61,66
Partido   Social de Unidad Nacional 60,80
Partido   Liberal 57,79
Cambio   Radical 57,56
Polo   Democrático Alternativo 57,34
Partido   de Integración Nacional 55,84

El porcentaje de los votos válidos expuestos a la influencia del uribismo es de 60,32%, por lo tanto, todos los partidos que tienen un porcentaje de exposición por encima de esta cifra tienen una configuración geográfica del voto que los vuelve relativamente más vulnerables que los otros al desempeño del uribismo. El Partido Conservador es claramente el más expuesto. De manera más sorprendente, el Partido Verde y MIRA lo siguen de cerca, y el Partido de la U viene después. A la inversa, los otros partidos no son tan expuestos. Puede sorprender la presencia de Cambio Radical y del PIN en este segundo grupo, pero se explica por la concentración de buena parte de sus votos en regiones relativamente menos uribistas como la Costa Caribe para el primero, Santander y el Valle para el segundo.

Cabe precisar, para interpretar correctamente estos datos, que representan una exposición puramente territorial a la influencia del uribismo. Hacemos como si los votos de Uribe en 2006 se hubieran repartido en forma indiferente sobre todos los partidos o candidatos en 2010 en cada municipio, en la misma proporción que los votos válidos en general. Por supuesto, esta hipótesis no corresponde a la realidad, y es bastante obvio que dichos votos se distribuyeron en buena parte en función de afinidades ideológicas. Desde este punto de vista, resulta obvio que un partido como el Polo Democrático Alternativo, diametralmente opuesto al Centro Democrático sobre el ajedrez político, resulta mucho más “protegido” de lo que sugiere nuestro cálculo de la influencia del uribismo. No obstante, llama la atención que aun sin entrar en consideraciones de este tipo, y limitándonos al puro efecto de la territorialidad de los votos, los partidos no están igualmente expuestos a la irrupción del Centro Democrático en la contienda electoral.

Finalmente, terminamos presentando la exposición al uribismo de los 20 Senadores individuales más “amenazados” por la distribución territorial de sus votos en el segundo cuadro.

Senador Partido Candidato   en 2014 %   de exposición territorial al uribismo
Gabriel Zapata Conservador No 70,80
Milton Rodríguez Partido de la U 70,71
German Darío Hoyos Partido de la U 70,11
Maritza Martínez Partido de la U 69,62
Carlos Ramiro Chavarro Conservador 69,25
Liliana Rendón[2]). Conservador No 69,23
Carlos Enrique Soto Partido de la U 68,71
Eugenio Prieto Liberal 68,45
Juan Carlos Vélez Partido de la U No 68,22
Olga Lucía Suárez Mira Conservador 68,08
Hernán Andrade Conservador 67,85
Oscar Mauricio Lizcano Partido de la U 67,73
Juan Mario Laserna Conservador 67,26
Luis Emilio Sierra Conservador 67,26
Fernando Tamayo Conservador 67,12
Amparo Arbeláez Liberal No 67,11
José Iván Clavijo Conservador 66,98
Juan Manuel Corzo Conservador 66,39
Jaime Alonso Zuluaga Partido de la U 65,82
Jorge Hernando Pedraza Conservador 65,77

Notas :

[1] Ejemplos como los fracasos electorales de Antanas Mockus con Visionarios en el 2006, o de Sergio Fajardo con Comrpomiso Ciudadano por Colombia en 2010, son representativos al respecto.

[2] Esta senadora de hecho renunció a su curul para apoyar la campaña del Centro Democrático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *